Select Page

Fue precisamente un exultante Tim Cook quien confirmó que Apple había obtenido unos ingresos inéditos de 88.300 dólares durante el primer trimestre fiscal del año. La cifra supone, de hecho, una mejora del 13% respecto al anterior registro más notable de la compañía. Paralelamente, el aumento en los ingresos permite sumar el quinto trimestre consecutivo de crecimiento para la firma de Cupertino. De este modo, Apple aparta cualquier duda sobre su modelo de negocio, que se había visto cuestionado tras conocerse las primeras cifras de ventas del iPhone X. En realidad, este modelo es ya el más exitoso de la historiad de Apple a estas alturas de su lanzamiento.

Junto con el avance en las ventas de otros modelos de la gama iPhone, la compañía estadounidense también ha cimentado su récord trimestral sobre la App Store. Luca Maestri, uno de los máximos responsables de Apple, hizo notar, sin disimular su satisfacción, que la App Store había generado el doble de ingresos que Google Play. Sea como sea, la categoría que ha registrado un mejor comportamiento ha sido la de “otros productos”, como Beats, AirPods y Apple Watch, que aumentaron sus ventas en un 70% respecto al mismo periodo del año anterior. El iPad tampoco ha mostrado síntomas de agotamiento, al incrementarse las unidades vendidas en un 46%.

Las buenas noticias para Apple en el plano comercial han coincidido con otros vientos favorables en el ámbito doméstico. Y es que, con la ambiciosa reforma fiscal recientemente aprobada, la compañía de Silicon Valley repatriará buena parte de sus ingresos en el extranjero. Con esta medida se evitará, de paso, abonar los diferentes impuestos a las ganancias obtenidas fuera de Estados Unidos. Respecto a las expectativas para el próximo trimestre fiscal, en Apple esperan seguir registrando avances aunque, presumiblemente, más discretos que los del primer trimestre.