Select Page

Cuando surge una tecnología disruptiva, su recepción siempre genera pasiones encontradas. No pocos se felicitan por sus posibilidades pero muchos otros se inquietan por sus posibles efectos negativos. En el caso de los drones y los vehículos aéreos no tripulados (UAV, por sus siglas en inglés), los gobiernos se enfrentan al reto de aprobar una regulación apropiada, dado que la legislación actual se antoja claramente insuficiente. El Gobierno de La India ha enmendado recientemente su postura original al respecto y se dispone a legalizar el uso de drones con fines comerciales.

En 2014, La India prohibió la venta de cualquier dispositivo UAV ante el temor desatado por los posibles accidentes que estos vehículos podrían protagonizar. Cuatro años más tarde, las autoridades del segundo país más poblado de la Tierra han comprendido que los drones no son tan inseguros como creían y modificarán la legislación al respecto. Tal y como han adelantado diferentes medios, el Ejecutivo encabezado por Narendra Modi tiene previsto que en diciembre se autoricen los primeros vuelos. En opinión de algunos expertos, el Gobierno hindú se limita a dar cobertura legal a una práctica que ya se estaba llevando a cabo.

Y es que, pese a la prohibición vigente, han podido verse drones en diferentes zonas de la gigantesca península asiática. La normativa que se aprobará en breve contempla la concesión de permisos con petición previa de los interesados, por lo que será obligatorio que los usuarios o las empresas registren sus drones. Paralelamente, ningún UAV podrá desarrollar su actividad por encima de los 400 metros de altura y fuera del alcance de visión del piloto. Este último aspecto se antoja un tanto restrictivo pero, posiblemente, se aplique solo en los primeros meses.

En paralelo con la aprobación de esta normativa, el Gobierno indio se verá obligado a constituir grandes bases de datos para que la policía tenga acceso rápido a la información de los drones autorizados. Los datos se gestionarán a través de la plataforma Digital Sky, según ha confirmado la Dirección General de Aviación Civil. Todo un desafío tecnológico que no ha cogido por sorpresa a un país que ha proporcionado a las multinacionales más innovadoras algunos de sus actuales responsables. La India, un país que dista de haberse desarrollado plenamente y que sigue presentando una fuerte desconexión entre regiones, puede convertirse en referente en materia de gestión de drones comerciales.

Sigue la estela de los drones en nuestras próximas publicaciones.