Select Page

Cuando hablamos de ciberseguridad, estamos obligados a recordar que, las medidas que presentamos como eficaces en un momento determinado, quedarán desfasadas a no mucho tardar. Esto plantea un reto constante para los desarrolladores de sistemas de ciberseguridad, que tienen que estar permanentemente revisando y actualizando los escudos existentes. Para que te mantengas al día de las últimas tendencias, te mostramos las recomendaciones más actuales en materia de ciberseguridad.

 

Uso limitado de redes públicas

Las redes Wi-Fi públicas son ya habituales en las grandes ciudades, incluyendo conexiones de titularidad pública y privada. De hecho, determinados gobiernos consideran que se trata de un servicio básico para la ciudadanía. Todo esto es muy loable pero, desgraciadamente, los hackers tienen su objetivo puesto en este tipo de redes. Su gran alcance, el elevado número de usuarios y la dificultad de mantener los escudos actualizados son algunos de sus problemas.

 

No descargues software no oficial

Aunque el coste de los principales programas informáticos se ha reducido considerablemente en los últimos años, la tentación de descargar una versión “pirata” de manera gratuita sigue condicionando a muchos usuarios. Estas descargas son una fuente inagotable de problemas, bien porque los programas no funcionan correctamente, bien porque los hackers los aprovechan para introducir malware en nuestros dispositivos.

 

Confía en el protocolo “https”

No podemos asegurar que el protocolo “https” constituya una barrera insuperable para los ciberdelincuentes. En cualquier caso, sigue siendo uno de los más seguros para operar en línea. Si vas a realizar compras, transferencias o, simplemente, a consultar la situación de tus cuentas u operaciones activas, confía solamente en aquellos sitios web que exhiban el protocolo “https” en su dominio.

 

Actualización periódica de contraseñas

Es otra recomendación clásica. Tendemos a utilizar un pequeño número de contraseñas para numerosos espacios web (o, incluso, una misma clave de acceso para todos ellos). Los expertos ya no saben cómo pedir a los usuarios que dejen de seguir esta costumbre, al menos, en las plataformas en las que manejamos información más sensible (cuentas bancarias, perfiles en redes sociales…).

 

Copias de seguridad

Podríamos decir que se trata de una precaución atemporal, puesto que la posibilidad de sufrir la pérdida de información o la inutilización de nuestros dispositivos de almacenamiento es más alta de lo que muchos piensan. Una copia a tiempo ahorra muchísimos problemas.

Actualiza tu estrategia de ciberseguridad con las pautas que iremos publicando en el blog.