Select Page

2017 ha pasado a la historia de la ciberseguridad por ser el año en el que se han registrado un mayor número de ataques informáticos. Sin duda, WannaCry protagonizó el suceso más sonado, infectando miles de ordenadores en todo el mundo en cuestión de horas. WannaCry era un ‘Ransomware’, esto es, un software dañino que bloquea el acceso a la totalidad o parte del dispositivo y, generalmente, exige el pago de cierta cantidad de dinero (WannaCry lo pedía en BitCoin) para liberar los archivos. Afortunadamente, hay programas gratuitos para prevenir estos ataques.

La primera opción a considerar es Trend Micro RansomBuster, disponible en Internet de manera totalmente gratuita tanto para usuarios particulares como para empresas. Dispone de un sistema muy avanzado de detección de ‘Ransomware’ que le permite cribar los softwares que se utilizan en el dispositivo en cuestión. Así, no ralentiza el uso de programas seguros como los del paquete de Microsoft Office pero somete a un riguroso análisis a los que no han sido debidamente identificados. Gracias a la actualización constante de su base de datos, el usuario está prevenido contra algunos de los programas maliciosos más innovadores.

Cybereason RansomFree es otra propuesta compatible tanto con los ordenadores domésticos como con los profesionales. Pone especial atención en el análisis recurrente de los programas ya instalados, previniendo que puedan ser infectados o alertando cuando se produce algún episodio sospechoso. Actúa de manera más precisa contra los programas que se están ejecutando en ese momento. Similar funcionamiento presenta Bitdefender Anti-Ransomware, que ataca directamente a los programas ‘Ransomware’, aprovechando sus propias vulnerabilidades. Es por ello que este software resulta especialmente recomendable para eliminar programas dañinos que ya se encuentran en nuestro ordenador. Eso sí, su eficacia puede diferir en función del diseño del ‘Ransomware’.

Una opción más potente la encontramos en Cybersight RansomStopper, que dispone de una versión gratuita con bastantes funciones y otra comercial, que incluye desde alertas por correo electrónico hasta la elaboración de informes muy completos. Y específicamente diseñada para los sistemas operativos de Windows, Windows Defender crea una lista de programas seguros y bloquea a los restantes. Además, obliga al usuario a autorizar el acceso a datos personales por parte de cualquier software. El único requisito para que esta herramienta funcione perfectamente es activar la opción de detección en tiempo real de Windows.