Select Page

El Big Data y todo lo que este implica se ha convertido en una cuestión prioritaria para buena parte de las empresas. Y no hablamos solamente de las compañías de gran tamaño, sino también de las firmas más humildes pero que no por ello renuncian a sacar el máximo provecho de la gestión activa de sus datos. Por desgracia, los ciberdelincuentes tampoco han tardado en convertir las fuentes de datos de las empresas en objetivos prioritarios, con ataques especialmente sonados. Seguidamente, recopilamos algunos de los últimos casos de robos de datos a nivel internacional.

 

Un mal inicio de año para Facebook

La imagen de Mark Zuckerberg compareciendo en el Congreso de los Estados Unidos para explicar la gestión de los datos personales de los usuarios de Facebook ha quedado para la historia. La causa de esta inédita sesión fue el robo de datos de, al menos, cincuenta millones de perfiles de la red social. Concretamente, esta información habría sido utilizada con fines electorales por el equipo de Donald Trump durante la campaña para las pasadas elecciones presidenciales. Lo llamativo del asunto es que no está claro que se tratara de un robo, sino de una filtración accidental o, lo que es lo mismo, de una negligencia por parte de Facebook.

 

Equifax triplica el alcance del “robo” de Facebook

Y si las cifras de la filtración de datos de Facebook son notables, las que nos deja el robo sufrido por Equifax en septiembre de 2017 las multiplican por tres. Casi 150 millones de usuarios habrían visto cómo parte de sus datos personales, por ejemplo, su número de la seguridad social, pasaba a manos de delincuentes. Según parece, los hackers habrían lanzado el ataque para hacerse con los historiales crediticios de los clientes de Equifax, una información muy sensible en términos comerciales.

 

Uber, imposible alejarse de la polémica

La plataforma estadounidense de movilidad urbana Uber parece desarrollar su actividad permanentemente acompañada por la controversia. En Europa, la compañía se ha enfrentado a todo tipo de obstáculos legales para ofrecer sus servicios, protagonizando un claro enfrentamiento con el sector del taxi. Por si ello fuera poco, en 2016 Uber sufrió un robo masivo de datos que afectó a 57 millones de usuarios en todo el mundo. Y si la filtración solo puede calificarse de muy grave, más sorprendente resulta el hecho de que la empresa tratara de ocultar el caso. De hecho, el robo masivo no se hizo público hasta noviembre de 2017.

 

MyFitnessPal, el gran robo de 2018

Vinculada a la firma de ropa deportiva Under Armour, la aplicación MyFitnessPal sufrió el 25 de marzo la sustracción de los datos de más de 150 millones de usuarios. Se trata del robo de información más importante de lo que llevamos de año, afectando a la práctica totalidad de los usuarios de esta plataforma.