Select Page

Sentirse seguros es uno de los principales requisitos para disfrutar de una óptima calidad de vida. Por fortuna, los diferentes cuerpos policiales están sabiendo aprovechar las ventajas que ofrece el desarrollo tecnológico para realizar su trabajo con mayor eficacia. De hecho, no pocas de las innovaciones que disfrutamos en nuestro día a día tuvieron su origen en los ámbitos policial o militar (la propia red de Internet, sin ir más lejos). A continuación, examinamos algunas de las aplicaciones tecnológicas que más ayudan a la policía.

La navegación aérea no tripulada es uno de los campos en los que se están registrando más avances. En algunos países, caso de Chile, la policía ya ha utilizado esta tecnología para realizar tareas de supervisión. Las aeronaves pueden sobrevolar amplias zonas de difícil acceso para los efectivos terrestres y tomar imágenes muy precisas sobre lo que se oculta en ellas. De este modo, el trabajo policial gana en efectividad y en seguridad. En un sentido más amplio, los drones también pueden servir como vigilantes urbanos, captando imágenes de delitos que, posteriormente, pueden ser decisivas para efectuar detenciones o durante un juicio.

No menos útil para la labor policial se ha revelado la tendencia global a publicar información personal a través de las redes sociales. A modo de ejemplo, los vídeos sobre temeridades al volante que se publican en Youtube o Facebook son debidamente examinados por los investigadores policiales. En no pocos caso, la policía consigue dar con los autores de esos delitos contra la seguridad vial, apoyándose, ocasionalmente, en la colaboración de usuarios anónimos. Esta es otra ventaja de las redes sociales, que permiten a los internautas facilitar a la policía datos de gran utilidad para sus investigaciones.

Y recuperando algunas de las secuencias más famosas de la saga de Robocop, la posibilidad de que un agente del orden acceda en tiempo real a información sobre un presunto delincuente ya no es patrimonio de la ciencia-ficción. Las Google Glass y otros dispositivos similares están siendo utilizados por algunas unidades policiales para identificar a sospechosos. Los programas de reconocimiento facial propician acciones similares, en este caso a distancia. Hace algunas semanas, se hizo viral la noticia de que el Ayuntamiento de Moscú había instalado cámaras con sistemas de reconocimiento facial en algunas calles. Corren malos tiempos para los delincuentes…